La Revancha de Owen

lunes, 16 de noviembre de 2020, 18:34

Cuando se habla de la lucha libre chilena, es imposible no hablar de su hijo pródigo. Puede ser amado u odiado, pero el nombre de Owen no deja indiferente a nadie.

Desde su primer combate en Legión en el año 2014, Owen siempre llamó la atención de la fanaticada y sus colegas más experimentados por su talento innato y una personalidad única. Si bien su carrera era corta, no tardó en posicionarse en la órbita del Campeonato Máximo de Legión.

Tras separar caminos en 2016, Owen regresaría el año 2018 en Consagración V, el evento más importante del año, desafiando y derrotando uno de los favoritos de la nueva camada de luchadores, el Super Scout Jorge Powell. De ahí inició una breve e infructífera alianza con Bastián Jarek, a quién no dudó en desechar al no alcanzar sus objetivos en la división de parejas. El punto de inflexión que lo llevaría nuevamente a la escena titular fue cuando decidió faltar el respeto a The Fallen Angel Christopher Daniels y el entonces Campeón Máximo de Legión, Harry Marduk.

De ahí en adelante vinieron importantes luchas como un mano a mano titular ante Marduk y la inolvidable contienda en parejas junto a Víctor Motta vs. Billy Gunn y el mismo Marduk. Ambas derrotas fueron espinas que se quitó al coronarse como Ganador de la Batalla de Legionarios 2019, obteniendo una oportunidad titular por el Campeonato Máximo en Consagración VI.

El evento estelar de Consagración fue el mano a mano Nicolás Cornell (C) vs. Owen, siendo derrotado nuevamente pero con Oliver Bruce, ex amigo de Cornell interfiriendo en la lucha. Los conflictos de Owen, Cornell y Bruce se resolverían finalmente en una lucha triple amenaza en el main event de Revancha 2019, donde Owen supo al fin capitalizar la oportunidad en el enfrentamiento entre Nicolás y Oliver, conquistando al fin el Campeonato Máximo de Legión Lucha Libre.

¿Qué será de Owen cuando Legión regrese a los eventos en vivo? ¿Quiénes se atreverán a intentar quitarle el título? Sólo el tiempo lo dirá, pero mientras tanto, nadie puede discutir quién es el Campeón.